LA DICTADURA DE LA FELICIDAD

 

LA DICTADURA DE LA FELICIDAD
ES LA DEMOCRACIA DE LOS PUEBLOS
Por: Jorge Mier Hoffman

Escribió Juan Vicente González: “El amor a Bolívar es parte esencial del sentimiento de la nacionalidad, y no puede uno ser venezolano sin ser BOLIVARIANO”

Definir FELICIDAD es algo sumamente complejo, puesto que es un estado de ánimo muy particular de cada individuo; como lo describió el héroe cubano José Martí:

“La FELICIDAD general de un pueblo descansa en la independencia individual de sus habitantes”

El ser humano ha perseguir la FELICIDAD como una meta, un fin, o como un estado de bienestar ideal y permanente que busca el hombre y la mujer en el transcurso de su vida… Sin embargo, para los estudiosos de la conducta humana, la FELICIDAD se compone de pequeños momentos, de detalles vividos en el día a día, o de buenos recuerdos que aparecen y desaparecen de forma constante a lo largo de nuestras vidas… Como yo digo:

“La FELICIDAD en como la comida, que sólo la añoramos cuando tenemos hambre”
Jorge Mier Hoffman

De allí la genialidad del Libertador Simón Bolívar, para convertir la FELICIDAD en una dictadura para instaurar la democracia en las naciones liberadas

Una FELICIDAD que surge con: la integración hispanoamericana, la defensa de la soberanía, el desarrollo sustentado de la economía nacional, la justicia social, el respeto al desarrollo del individuo, la valoración de la iniciativa privada, los programas sociales, el desarrollo endógeno, la protección de las clases sociales y justa distribución de las riquezas por parte del Estado… Es la FELICIDAD que lleva el BOLIVARIANISMO, como un modelo político único e inimitable en el campo humanista, como acertadamente señaló Alberto Sanabria:

“Cualquier carta de Bolívar es modelo de enseñanza y compendio de nobles ideas y de brillante iniciativa, que deberían tener como ejemplo los actuales gobernantes de América”

El BOLIVARIANISMO no es un saludo a los símbolos del Libertador, ni fastuosos discursos llenos de frases bonitas y rebuscadas… El BOLIVARIANISMO es transitar por la ideología y las enseñanzas de ese genio de la universalidad filosófica como lo fue es y será Bolívar, quien nos legó una Doctrina Política que se resume en una sola frase: FELICIDAD…FELICIDAD y más FELICIDAD… Al respecto decía Bolívar

“Si hay una violencia justa, es aquella que se emplea en hacer a los hombres buenos y, por consiguiente, FELICES y no hay libertad legítima, sino cuando ésta se dirige a honrar la humanidad y perfeccionar su suerte”
Simón Bolívar

La historia política de los pueblos nos enseña tres lecciones que nunca debemos olvidar: 1) no hay sistemas políticos perfectos; 2) ningún modelo de gobierno ha perdurado en el tiempo; y 3) el Partido Político como organización creada para defender la obra de un gobierno, pronto se convierte en su propio verdugo, puesto que se conforma de gente con tres tipos de ideales: Ideales de Bolsillo, que aglutina a los contratistas y negociantes; Ideales Digestivos, que suman a los defensores de cargos públicos y pueblo que hace fila por bolsas de comida; y finalmente, la minoría, que son los Ideales de Conciencia, y por lo mismo, los más críticos de la acción del gobierno por la presencia de los dos ideales … Tres sentencias que nos enseño Aristóteles hace ya dos mil trescientos años:

“La multitud obedece más a la necesidad que a la razón, y a los castigos más que al honor”
Aristóteles

Bolívar reflexionaba sobre esta realidad histórica al señalar, que los gobiernos no se sostienen de los bienaventurados deseos de sus gobernantes, sino por la sublime esperanza de los pueblos… Una filosofía que sabiamente recogió Bolívar en la expresión: “Creo más en los sabios consejos del pueblo, que de aquellos que se creen sabios”… Frase que supo interpretar Mao Tsé Tung en su célebre frase revolucionaria para alentar a las masas populares:

“En este rascacielos de la revolución China que ha sido edificado con millones y millones de toneladas de acero, yo no quiero ser más que un simple tornillito”

Es por ello que Bolívar tuvo la sabiduría de establecer un Sistema de Gobierno Perdurable en el Tiempo, y no una quimera que cae con cualquier revolución, como acertadamente dijo:

“Las revoluciones populares son contagiosas en grado superlativo… La revolución popular es impredecible y tan indócil como el viento”
Simón Bolívar

Bolívar tuvo la grandeza de convertir el misticismo de la FELICIDAD en algo tangible y perdurable

El SOCIALISMO BOLIVARIANO no es un sistema político propiamente dicho, ni que se impone por una cúpula, un partido político ni un politburó doctrinario… El SOCIALISMO BOLIVARIANO es una postura ideológica fundamentada en la Soberanía Popular y un estilo de gobernar que institucionaliza la FELICIDAD que ha sido la eterna búsqueda del hombre en su corto y accidentado paso por la vida… Decía Séneca:

“La verdadera FELICIDAD no consiste en tenerlo todo, sino en no desear nada”

Para Aristóteles, la FELICIDAD es el objetivo supremo del bien común; es el fin último de cualquier actividad en la vida, es la razón del Ser, imposible de describir con los sentidos, pero sí en los sentimientos, que convierten a la FELICIDAD en un objetivo ciertamente tangible como lo calificaba Bolívar.

Para los estudiosos de la psicología humana, la FELICIDAD es una actitud mental que el hombre puede asumir conscientemente… Para los fundamentalistas religiosos, la FELICIDAD está en renunciar al goce y disfrute de lo material, el sufrimiento, el calvario, el dolor, las penitencia y la inmolación de la vida en nombre de Dios… Para los filósofos de la política, la FELICIDAD es algo etéreo, indeterminado e inmaterial, que contrasta con el bienestar general delegado a una cúpula o estamento político que piensa y hace en nombre del pueblo, el cual es visto como una masa heterogénea que necesita de un liderazgo y una doctrina para su bienestar general, siempre y cuando se haga bajo los inflexibles principios de la doctrina política. Para el Capitalismo y el Comunismo, la FELICIDAD está en el goce y disfrute de lo material; bien sea en el control por parte de grupos particulares, o en el goce colectivo… Mientras que para Simón Bolívar, FELICIDAD constituyó una actitud mental, una postura ideológica, un fin y una filosofía de vida… Por ello estableció Bolívar:

“El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce la mayor suma de FELICIDAD POSIBLE, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política”
Simón Bolívar

 

El SOCIALISMO BOLIVARIANO es un culto a la justicia, la igualdad, la inteligencia, la sabiduría y el bienestar general, como sabiamente señalaba Simón Bolívar:

“Son derechos del hombre: la libertad, la seguridad, la prosperidad y la igualdad. La FELICIDAD GENERAL, que es el objeto de la sociedad, consiste en el perfecto goce de estos derechos”
Simón Bolívar

La FELICIDAD es una realidad social que está sembrada en la conciencia de hombres y mujeres, sin importar su condición social, credo y raza; pero sobre todo, en el más humilde de los ciudadanos… Para Bolívar, la FELICIDAD fue la razón de su magistral obra; y para lograrla, se convirtió en soldado y luego como legislador, creó un conjunto de Códigos y Leyes orientados a lograr la justicia y la libertad, como las hermanas inseparables de la FELICIDAD de los pueblos… Toda su obra legislativa se fundamentaba en la igualdad de los hombres frente a las leyes… y en esa búsqueda interminable, supo interpretar la justicia como un camino a la FELICIDAD… Decía Bolívar:

“Es mi opinión, que el fundamento de nuestro Sistema depende inmediata y exclusivamente de la igualdad establecida y practicada en Venezuela. Que los hombres nacen todos con derechos iguales a los bienes de la sociedad; está sancionado por la pluralidad de los sabios, como también lo está, que no todos los hombres nacen igualmente aptos a la obtención de todos los rangos; pues todos deben practicar la virtud y no todos la practican; todos deben ser valerosos y todos no lo son; todos deben poseer talentos y todos no los poseen. De aquí viene la distinción efectiva que se observa entre los individuos de la sociedad más liberalmente establecida. Si el principio de la igualdad política es generalmente reconocido, no lo es menos el de la desigualdad física y moral. La naturaleza hace a los hombres desiguales, en genio, temperamento, fuerza y caracteres. Las leyes corrigen estas diferencias por que colocan al individuo en la sociedad para que la educación, la industria, las artes, los servicios, las virtudes, les den una igualdad ficticia, propiamente llamada POLÍTICA SOCIAL”
Simón Bolívar

Los principios del SOCIALISMO BOLIVARIANO están orientados a lograr la FELICIDAD en todos los campos, eliminando las barreras divisionistas entre los ciudadanos, procurando el Imperio de la Igualdad y la libertad sustentada en la Soberanía Popular, como el único arbitro de su propio destino, y como una postura innegociable frente al Poder Supremo y los Imperios económicos que trata de dominar los pueblos… Para ello, Bolívar supo encontrar el punto de equilibrio entre las funciones del gobierno y las del colectivo, en una balanza de justa distribución de las riquezas del país:

“Para formar un gobierno estable, se requiere la base de un espíritu nacional que tenga por objeto una inclinación uniforme hacia dos puntos capitales: moderar la voluntad general y limitar la autoridad pública”
Simón Bolívar

Ese punto de equilibrio que requiere la nueva sociedad bolivariana, tendrá que abarcar también a las castas nativas, como auténticos dueños de la herencia americana… Ese concepto moderno de SOCIALISMO era entendido por Simón Bolívar como un ambicioso y revolucionario Programa de Gobierno de Políticas Sociales, que en su momento significó una auténtica transformación social y económica, y un cataclismo económico que hizo temblar los estamentos financieros del mundo.

Bolívar, no obstante de provenir de una de las familias más adineradas del continente, se enfrentó a sangre y fuego al absolutismo como la génesis del capitalismo esclavizante y explotador, para imponer sus Programas Sociales en franca contradicción al estamento político, social y económico que dominaba al mundo… Y como Bolívar era un hombre de ejemplo y acción, en pocos años transformó trescientos años de doctrina absolutista:

  1. Declaró patrimonio nacional las riquezas del subsuelo y la nacionalización de minas con su famosa sentencia: “Las minas de cualquier clase corresponden a la República”
  2. Ordenó recoger los niños de la calles, para ser reubicarlos en albergues especiales
  3. Decretó la educación gratuita para niños y niñas; y por la falta de escuelas, ordenó que las iglesia, en sus horas de reposo de homilías, se convirtieran en Salones de Clase
  4. Condenó el latifundio y decretó una revolución agraria, con el reparto de las mejores tierras ociosas para quienes las trabajaran
  5. Prohibió el pago en especies y ordenó el salario monetario para los empleados y obreros
  6. Promovió los Sindicatos y el Cooperativismo en un desarrollo endógeno sustentado para canalizar las riquezas del país; así mismo creó la Carrera Administrativa para los empleados públicos
  7. Decretó el Puerto Libre en la Isla de Margarita, fomentó el turismo como una industria económica, protegió las reservas forestales y las especies en peligro de extinción
  8. Creó universidades, escuelas técnicas, escuelas militares y organizó al ejército en un cuerpo profesional de caballería, infantería y marina
  9. Promovió las BECAS, el intercambio tecnológico, y anunció concursos científicos para importar tecnología y apoyar las invenciones y las genialidades
  10. Llevó al paredón a los corruptos, como el peor de los delitos que pudiera cometer un ciudadano
  11. Creó un sistema monetario para consolidar el potencial económico del país, junto con un conjunto de leyes que ordenaban la sociedad y le daban institucionalidad a cinco países que habían sido liberados
  12. Fue el precursor de enfrentar al Neoliberalismo, con la emisión de las Licencias de importación que protegían la industria nacional de tantos productos importados
  13. Fue el promotor de la prensa escrita y por consiguiente de los medios de comunicación
  14. Regularizó las tasas de interés, prohibió el endeudamiento con la Banca Internacional, control de cambio, control de precio, y fortalecimiento del sistema monetario

En fin… son innumerables los logros sociales del Libertador en pocos años de gobierno, que serían muy largo reflejar, pero que estamos en la obligación de retomar en este modelo político que algunos llaman SOCIALISMO DEL SIGLO XXI, y que en justicia al líder de este proceso de transformación, yo llamo:

 

SOCIALISMO BOLIVARIANO DEL NUEVO MILENIO

Pongamos en práctica las enseñanzas del Libertador y con seguridad encontraremos el camino a la FELICIDAD que nos depara el SOCIALISMO BOLIVARIANO DEL NUEVO MILENIO, como acertadamente nos señaló Bolívar:

“La prosperidad del país vendrá: cuando los venezolanos tengamos el derecho de gozar y disponer libremente de sus bienes, y del fruto de su talento, industria y trabajo”
Simón Bolívar

2 comentarios

  1. Cuba es el pueblo más infeliz del mundo por la ausencia de libertad de sus individuos

  2. Hola soy peruano y Gracias por compartir el pensamiento del Libertador mucho de los cuales no los conocia


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • PRESENTACION

    Si suelo ser inquisidor e implacable en el tema de Bolívar, es porque para mí la Doctrina Bolivariana es más que una religión a la que puede profesar cualquier creyente que sustenta su fe en la adoración o temor a lo desconocido y lo sobrenatural... y como fiel a los preceptos Bolivarianos, invoco en mis escritos lo dicho por el Libertador: "El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que producen los errores propios” Simón Bolívar
  • Blog Stats

    • 98,596 hits
  • Entradas recientes

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.