Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo de la Revolución Cubana

Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo
REVOLUCIÓN CUBANA
Por: Jorge Mier Hoffman

Escribo estas líneas en remembranza a la memoria de mi padre, Enrique Mier, nativo de Guanabacoa, quién abandonó la Habana en la década de los 40 con destino a Venezuela, como un exiliado del gobierno de Fulgencio Batista, lacayo del imperio Estadounidense, que llevó al digno pueblo de Cuba a la peor de las desgracias sociales… A mi tío Tito Mier que llegó a Miami luego de un calvario de trámites realizados por mi padre en la década de los 80; a mi Tía Victoria Mier que hizo de Nueva York su sueño americano; a mi Tío Pancho Mier que sufrió la desgracia de la discriminación latina en la nación del Norte que lo llevó a la tumba; y finalmente a mi tía Ángela Mier, que nunca ha abandonado la isla, ante la barrera burocrática que le ha impedido estar al lado de sus hermanos sobrevivientes.

En fin, tengo la vivencia de tres escenarios familiares: antes, durante y después de la revolución cubana, como un proceso de transformación social que es visto con admiración, indiferencia y animosidad

LO BUENO: el rescate de un pueblo que mayoritariamente estaba sumiso ante la indiferencia de gobiernos que habían vendido el alma del pueblo cubano a los amos de Washington… Para nadie es un secreto, que Cuba era conocida en el mundo por el vicio, el ocio y la vida fácil… El ron, los habanos y los clubes nocturnos, habían hecho de la isla de Cuba el BURDEL del Caribe… Recordemos EL SILENCIO, zona roja de la Capital, cuyos antros de perversión no se mencionaban en la sociedad caraqueña, de allí el nombre “Silencio”, dada la fama por las bellas mujeres cubanas que se estrenaban cada noche en los cabaret… Nadie puede negarle a la revolución cubana el esquema de oportunidades que podemos ver como logros indiscutibles en la educación, el deporte y la salud… Pero sobre todo, es innegable la gallardía del pueblo cubano, que ha resistido con paciencia, sacrificio y dignidad, la arremetida de un imperio estadounidense, que nunca ha cesado en su ambición de volver al pasado, cuando Cuba era el Paraíso de las mafias, la prostitución y las drogas… Prueba de ello lo vemos en las imágenes de CNN que nos muestran las tres caras de la enfermedad de Fidel Castro: a la comunidad maiamera celebrando en las calles, en contraste al pueblo de Cuba que reza por la salud de su líder, y a una oposición política en Venezuela, que vaticina enterrar a Chávez con la muerte de Fidel.

LO MALO: una revolución que no confió en sus propios logros e ideología, y convirtió a la isla en una prisión de la cual sólo se podía salir fugándose hacia alta mar, donde muchos prefirieron morir en las fauces de los tiburones, antes que presos de un sistema que no permite la disidencia… una revolución que sesgó el conocimiento y la intelectualidad de un mundo interconectado por el Internet, los satélites y las telecomunicaciones, ante el temor de que el canto de sirena del “consumismo” fuese a hipnotizar a una juventud adoctrinada para el socialismo… una revolución que sacrificó a una generación de millones de personas, en aras de un sistema político liderizado por un solo hombre.

LO FEO: un Fidel Castro que debió retirarse del escenario combativo de la diatriba y la controversia política y gubernamental, para ocupar el escenario ideológico y de la reflexión que le corresponde al “reposo del guerrero”; y de esta forma dar paso a las generaciones de relevo formados en el proceso revolucionario… Es la única manera de garantizar la continuidad, mejoramiento y perfeccionamiento de una revolución que por justicia se debe el pueblo cubano, que tantos sacrificios ha soportado por casi cincuenta años… Delegar sus funciones políticas en su hermano Raúl Castro con 75 años de edad, es la terquedad de Fidel de no creer en esos líderes que él mismo ha formado, y es subestimar al Arcano del Tiempo, que con su péndulo implacable, nos señalará inevitablemente el momento de la partida.

No es justo, que la revolución cubana con todos sus logros y de justicia social, luego de 47 años, desde que Fidel Castro expulsó al imperialismo el 1° de enero de 1959, amenace con perderse con la vida de su máximo líder

Fidel Castro representa para el mundo imperialista la continuidad de la revolución, y su ausencia es justificación más que suficiente para promover una invasión, que le garantizaría a George W. Bush los votos suficientes para lograr una mayoría de votos en el Congreso, cuando las encuestas le anuncia un descalabro electoral… Recordemos, que el Estado de Florida lo salvó de una derrota, cuando su hermano manejó los resultados del Tribunal Electoral.

Es la vivencia que debe aprender la Revolución Bolivariana, en cuanto a sustentar su transformación social bajo el principio inexorable del tiempo; es decir: en la inmortalidad de una ideología y no en la figura de un líder que siempre tendrá sus días contados

Como consecuentes bolivarianos con las enseñanzas de nuestro Libertador, debemos recodar sus sabias palabras:

“Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, este Estado no deberá subsistir, y al fin no existiría”
Simón Bolívar

  

2 comentarios

  1. Huid del País donde uno solo ejerza los poderes: es un País de esclavo.

    Simón Bolívar (Proclama a los venezolanos. Gaceta de Caracas Nº 52. Caracas 24 de marzo de 1814)

    Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el Poder. El Pueblo se acostumbra a obedecer, y él a mandarlo, de donde se origina la usurpación y la tiranía.

    Simón Bolívar (Carta a Guillermo White, San Cristóbal 26 de mayo de 1820)

  2. Gracias a Fidel y al Che cuba se libero de esos malditos gringos frijoleros que quieren monopolizar todo. un saludo desde COLOMBIA apoyando el poder de Fidel y ojala las FARC hagan lo mismo aca en colombia.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • PRESENTACION

    Si suelo ser inquisidor e implacable en el tema de Bolívar, es porque para mí la Doctrina Bolivariana es más que una religión a la que puede profesar cualquier creyente que sustenta su fe en la adoración o temor a lo desconocido y lo sobrenatural... y como fiel a los preceptos Bolivarianos, invoco en mis escritos lo dicho por el Libertador: "El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que producen los errores propios” Simón Bolívar
  • Blog Stats

    • 100,309 hits
  • Entradas recientes

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.