SOY BOLIVARIANO

 

Soy Bolivariano
Por: Jorge Mier Hoffman

Suelo ser inquisidor e implacable en el tema de Bolívar, ya que para mí, el “bolivarianismo” es más que una religión a la que puede profesar cualquier creyente que sustenta su fe en la adoración o temor a lo desconocido y lo sobrenatural.

Soy bolivariano, como todos los nacidos o asimilados a estas nobles tierras americanas, que fueron independizadas por la espada de Simón Bolívar para darnos identidad, autonomía y libertad… El “bolivarianismo”, más que una ideología, es la energía que nos guía como herederos de la gloria de Simón Bolívar, el Libertador de un continente y Padre de América; porque el “bolivarianismo”: es lo que nos dio la nacionalidad, es lo que respiramos, lo que extienden a ver nuestros ojos hasta el infinito de nuestra territorialidad, el origen de nuestra historia, de nuestro pasado, presente y futuro, y la razón de ser y de existir de todo lo que pisamos en esta prodigiosa tierra continental, hacedora del abolengo indigenista, el cual hemos relegado en minusvalía frente a las consejas de nuestro Libertador:

“Primero el suelo nativo que nada; él ha formado con sus elementos nuestro Ser; nuestra vida no es otra cosa que la esencia de nuestro pobre país; allí se encuentran los testigos de nuestro nacimiento, los creadores de nuestra existencia y los que nos han dado alma por la educación; los sepulcros de nuestros padres yacen allí y nos reclaman seguridad y reposo; todo nos recuerda un deber, todo nos excita sentimientos tiernos y memorias deliciosas; allí fue el teatro de nuestra inocencia, de nuestros primeros amores, de nuestras primeras sensaciones y de cuanto nos ha formado…
¿..Qué título más sagrado al amor y a la consagración..?”
Simón Bolívar

… son por estas razones, y no otras, que el “bolivarianismo” ha logrado lo que no han podido otras ideología humanistas que surgieron más allá de nuestras fronteras continentales, ya que esta ideología bolivariana, surge de nuestro suelo como la energía que mueve a los pueblos de América a luchar por la justicia y la libertad

Sin embargo, para algunos pseudos revolucionarios divorciados de la realidad latinoamericana, el “bolivarianismo” es algo cursi y un culto sacrílego a la memoria Libertador… y es por esta razón la controversia que ha generado un artículo de mi autoría que publicó la página aporrea.org bajo el título: Bolívar, de Burgués a Socialista, que me vi en la obligación de escribir en respuesta a un infamante artículo que denigraba de la personalidad revolucionaria del Libertador, titulado: Bolívar, más burgués que socialista… Ya con anterioridad, la ira del marxismo enquistado en la elite revolucionaria se había manifestado en ignominiosos escritos contra mi persona, en respuesta a otro artículo que publiqué con el título: Socialismo Bolivariano… Es decir, “socialismo” como concepto e ideología política, pareciera secuestrado por los seguidores del marxismo, que sienten profanada su doctrina e ideología revolucionaria cuando se invoca el ideal bolivariano.

Recuerdo, como en nuestra adolescencia y luego en la universidad, la rebeldía y la inconformidad de la juventud se manifestaba en prácticas revolucionarias bajo la consigna del marxismo-leninismo, idealizado en las imágenes del Che Guevara que ostentaban nuestras banderas rojas y nuestras camisetas de igual color… es más, los movimientos subversivo, y hasta las guerrillas que se constituyeron en las montañas, en la época de los años sesenta, en su gran mayoría, los conformaban los llamados “cabezas Calientes” o ñangaras, como se hacían llamar, que idealizaban los ideales comunistas, en momentos en que el planeta se debatía en la bipolaridad de dos imperios y dos corrientes políticas: capitalismo y comunismo… y hoy me pregunto:

¿..Dónde estaban los movimientos bolivarianos..?

Sencillamente, no existían, porque Bolívar y su revolución descansaban en el cadalso de una elite literaria que secuestró su ideología, para sepultarla en el anonimato de su revolución, que sólo se invocaba en fechas patrias y fastuosos discursos… y en esa búsqueda de un auténtico liderazgo, fuimos cautivados por las humanistas doctrinas del Socialismo Científico surgido de la clase trabajadora de Alemania en lo que se conoce como el “Manifiesto Comunista”… Pero como siempre digo con respecto a este tema: esa es otra historia, otras realidades y otras circunstancias.

Tal fue el adoctrinamiento ideológico en franca contradicción con el capitalismo explotador, que inclusive hoy en día, muchos jóvenes revolucionarios conocen más a Karl Marx que a Simón Bolívar… y como dice el refrán: “Nadie es profeta en su tierra”, y siempre vimos con tristeza y frustración, como más allá de su tierra natal, los ideales de Bolívar sí impregnaron las banderas de grupos revolucionarios, como el caso del M-19 en Colombia, que inclusive robó su espada como un símbolo de lucha social… Pero como dijo Neruda, Bolívar resucitó de sus cenizas, como el Ave fénix, para retomar el camino de una revolución socialista, hecha a imagen y semejanza de nuestra idiosincrasia, de nuestro suelo y de nuestras realidades latinoamericanas, sin ingredientes importados que desnaturalizan su arraigo nacional.

“Yo conocí a Bolívar una mañana larga,
en Madrid, en la boca del Quinto Regimiento,
Padre, le dije, eres o no eres o quién eres..?
Y mirando el Cuartel de la Montaña, dijo:
Despierto cada cien años
cuando despierta el pueblo”

PABLO NERUDA

Hugo Rafael Chávez Frías supo abanderar el ideal bolivariano, y allí reside el éxito de su liderazgo, su revolución y el apoyo mayoritario y entusiasta de los pueblos latinoamericanos, que tienen la esperanza de que el ideal bolivariano vuelva a reinar en América, cuyos preceptos continuarán alimentando las esperanzas de los pueblos; esperanza convertida en revolución, siempre y cuando continuemos siendo fieles a los mandamientos del Padre de la Patria grande, Simón Bolívar el Libertador.

EN EL IDEAL BOLIVARIANO
ESTA EL TRIUNFO DE LA REVOLUCIÓN DEL SIGLO XXI

Ideología, término que agrupa todo un sistema de conceptos y creencias de naturaleza teológica y política que defienden grupos de individuos. El término fue acuñado por el filósofo Antoine Destutt de Tracy, uno de los llamados ideólogos que intentó identificar el concepto de la sociedad revolucionaria, mediante el “Pragmatismo de las Ideas”.

“La súbita reacción de la ideología exagerada va a llenarnos de cuantos males nos faltan, o más bien los van a completar. Usted verá que todo el mundo va a entregarse al torrente de la demagogia, y desgraciados de los pueblos y desgraciados de los gobiernos”
Simón Bolívar

En el campo político, la ideología conlleva irremediablemente a la manipulación de la conciencia y la demagogia, como sabiamente nos alertó Bolívar, puesto que es el componente fundamental del totalitarismo absorbente que se filtra con sus perniciosas doctrinas, o en práctica de violencia revolucionaria que destruye la libertad civil y política de los pueblos, su seguridad económica y social, y el propio estado espiritual y de conciencia humana… Por ello, Bolívar, el Libertador y Padre de la Patria Americana, señaló la unidad del continente Sudamericano, si queremos salvar la sagrada herencia de nuestros antepasados ancestrales y aspiramos a alcanzar una vida efectiva de libertad, bienestar y democracia.

“Yo soy del sentir que mientras no centralicemos nuestros gobiernos americanos, los enemigos obtendrán las completas ventajas, o seremos envueltos en los horrores de las disensiones civiles”
Simón Bolívar

“Los americanos del sur han pasado a través de los siglos, como los ciegos por entre los colores que se hallan sobre el teatro de la acción, pero sus ojos estaban vedados, nada han visto, nada han oído. ¿Por qué? Porque no podían ver la justicia y mucho menos oír la verdad”
Simón Bolívar

América reúne un gran legado de luchas populares, en la que destaca la Gesta Independentista de Simón Bolívar, como una auténtica resistencia y lucha que nos define una revolución autóctona y que perdurará en el tiempo, puesto que se sustenta en tres bases filosóficas: el socialismo, el nacionalismo y el antiimperialismo; tres conceptos que sustentan la tesis de la ideología bolivariana, por lo cual Bolívar debe ser considerado el precursor del “socialismo”… pero no un socialismo fascista enquistado en cúpulas políticas que se dice “representante del pueblo”, sino un socialismo auténtico que sólo puede transitarse mediante la opinión mayoritaria del pueblo y la consulta popular.

Soy bolivariano, porque creo en la voluntad popular como lo creía el Libertador, donde el referéndum consultivo y revocatorio, es determinante para conducir los destinos del país en los asuntos trascendentales y de gobierno:

“Debe oírse la voluntad del pueblo, para que se cumpliera en todas sus partes. Si quieren fortificar la República, que la fortifiquen; si quieren debilitarla o destruirla, que la destruyan; pero que todo esto se haga por las instrucciones escritas de los Colegios Electorales y no por la voluntad de los individuos que vayan al Congreso”
Simón Bolívar

Soy bolivariano, porque no creo en Mesías para salvar la patria, sino en la conjunción de la fuerza popular para lograr imposibles, como lo es sacar al país de la diatriba politiquera, la confrontación ideológica y la discriminación política:

“Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, este Estado no debería existir y al fin no existiría”
Simón Bolívar

“El modo de hacerse popular y gobernar bien, es el de emplear hombres honrados aunque sean enemigos”
Simón Bolívar

“Hombres virtuosos y hombres honrados son de los que me valdré para darle vigor a todos los ramos de la administración pública”
Simón Bolívar

Soy Bolivariano, porque creo en la democracia participativa, liderizada por un gobierno centralista de carácter republicano que deponga el caudillismo estadal para fortalecer la autonomía nacional, y vea al país como un todo y no como la suma de gobiernos locales:

“Tengo poca inclinación hacia los gobiernos federales: semejante forma social es una anarquía regularizada, o más bien, es la Ley que prescribe implícitamente la obligación de disociarse y arruinar el Estado con todos sus habitantes”
Simón Bolívar

“Un gobierno republicano ha sido, es y debe ser el de Venezuela; sus bases deben ser la soberanía del pueblo, la división de los poderes, la libertad civil… y la abolición de los privilegios”
Simón Bolívar

Soy Bolivariano, porque creo en la “Contraloría Social” como la manera participativa de un pueblo vigilante de sus propios intereses y de un gobierno al servicio del pueblo:

“Es deber de todo ciudadano vigilar sobre la legítima inversión de las rentas públicas en beneficio de la sociedad, y para el Gobierno nada será más útil ni más satisfactorio que corregir los abusos de la Administración… Que se acuse a cuantos cometen faltas y todo se corregirá… Yo seré el primero”
Simón Bolívar

Soy Bolivariano, porque creo en la “autocrítica” como la manera democrática de un gobierno que surge por la voluntad del pueblo y se debe a su pueblo:

“El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que producen los errores propios”
Simón Bolívar

Soy Bolivariano, porque creo en la libertad, la igualdad y la justicia social que resume el “socialismo Bolivariano”, como precursor del socialismo del siglo XX, calificado por Bolívar como “Libertad Social”:

“De la libertad absoluta se desciende siempre al poder absoluto, y en medio entre esos dos extremos está la Suprema Libertad Social”
Simón Bolívar

El Socialismo Bolivariano, o “Justicia Social” como lo resumía Bolívar, en su ideología como sistema de gobierno, es la perfectibilidad de un gobierno socialista y la idealización de un gobierno comunista, cuyos preceptos sociales de justicia e igualdad, jamás ningún otro librepensador idealizó como estadista de un sistema de gobierno:

“El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política”
Simón Bolívar

“Me declaro miembro de una sociedad, que tiene por bases constitutivas, una absoluta igualdad de derechos, y una regla de justicia, que no se inclina jamás hacia el nacimiento o fortuna, sino siempre a favor de la virtud y el mérito”
Simón Bolívar

“Son derechos del hombre: la libertad, la seguridad, la prosperidad y la igualdad. La felicidad general, que es el objeto de la sociedad, consiste en el perfecto goce de estos derechos”
Simón Bolívar

Soy Bolivariano, porque creo en el derecho a disentir y al librepensador dentro de una sociedad pluralista de ideas y culto:

“En la Constitución política no debe prescribirse una profesión religiosa. La religión es la Ley de la conciencia”
Simón Bolívar

“Tan solo el pueblo conoce su bien y es dueño de su suerte; pero no un poderoso, ni un partido ni una fracción. Nadie sino la mayoría es soberana y dueña de su destino”
Simón Bolívar

Soy Bolivariano, porque el Socialismo Bolivariano predica la igualdad de los hombres sin distinción de raza, credo ni nacionalidad:

“Es mi opinión, que el fundamento de nuestro Sistema de Gobierno, depende inmediata y exclusivamente de la igualdad establecida y practicada en Venezuela. Si el principio de la igualdad política es generalmente reconocido, no lo es menos el de la desigualdad física y moral. La naturaleza hace a los hombres desiguales, en genio, temperamento, fuerza y caracteres. Las leyes corrigen estas diferencias por que colocan al individuo en la sociedad para que la educación, la industria, las artes, los servicios, las virtudes, les den una igualdad ficticia, propiamente llamada política social”
Simón Bolívar

Soy Bolivariano, porque el Socialismo Bolivariano es su esquema económico social, apoya la iniciativa privada nacional, fortalece la economía de Estado, y se opone a las nefastas e inhumanas políticas económicas neoliberales:

“Los americanos, en el sistema español que está en vigor, y quizás con mayor fuerza que nunca, no ocupamos otro lugar en la sociedad que el de siervos propios para el trabajo, y cuando más, el de simples consumidores…”
Simón Bolívar

“Las minas de cualquier clase corresponden a la República”
Simón Bolívar

“La prosperidad del país: vendrá cuando los ciudadanos tengan el derecho de gozar y disponer libremente de sus bienes, y del fruto de su talento, industria y trabajo”
Simón Bolívar

Soy Bolivariano, porque creo en un Estado que fomente los programas sociales y sea celoso protector de las etnias indígenas y de los más necesitados:

“El gobierno forma la moral de los pueblos, los encamina a la grandeza, a la prosperidad y al poder. ¿Por qué? Porque teniendo a su cargo los elementos de la sociedad, establece la educación pública y la dirige. La nación será sabia, virtuosa, guerrera, si los principios de su educación son sabios, virtuosos y militares: ella será imbécil, supersticiosa, afeminada y fanática, si se la cría en la escuela de esos errores”
Simón Bolívar

“Los pobres indígenas se hallan en un estado de abatimiento verdaderamente lamentable. Yo pienso hacerles todo el bien posible: Primero, por el bien de la humanidad y Segundo, porque tienen derecho a ello”
Simón Bolívar

“Se ordena recoger a todos los niños pobres para ser ubicados: no en Casas de Misericordias a hilar por cuenta del Estado, no en Conventos a rogar a Dios por sus bienhechores, no en cárceles a purgar las miserias o los vicios de sus padres, no en hospicios a pasar sus primeros años aprendiendo a servir… Los niños deben ser ubicados en casas cómodas y aseadas, con piezas destinadas a talleres donde gozarán de libertad, no serán frailes ni presidiarios. Que por Decreto de este día, se proceda a recoger a todos los niños huérfanos y reunirlos en las escuelas y se ha ordenado el establecimiento de escuelas primarias en cada ciudad capital del Departamento, como escuela madre para todos los demás lugares de la República”
Simón Bolívar

Soy Bolivariano, porque creo en la libertad de expresión y la libertad de prensa, siempre y cuando las críticas y exposiciones hechas por la dirigencia de la oposición, no atente contra la respetabilidad de la República y sus instituciones, exponiéndolas al escarnio internacional o una amenaza de invasión:

“No es coartar la libertad de prensa… Le es permitido manifestar en ella las opiniones que quiera, si no compromete el crédito de la República con sátiras contra la autoridad”
Simón Bolívar

Soy Bolivariano, porque luego de mucho ensayo y error, los estadistas vanguardistas ha encontrado en la fórmula bolivariana la manera de lograr el desarrollo de las incipientes naciones subdesarrolladas de este continente, tal cual logró el milagro alemán y el milagro japonés, luego de dos guerras mundiales; y ello fue posible, gracias a un estado protector que incentivó la educación y el trabajo mancomunado bajo la dirección de un estado paternalista que proteja al individuo, a la familia y la economía nacional:

“He aprendido excitar la prosperidad nacional por dos grandes palancas de la industria: el trabajo y el saber. Estimulando estos dos resortes de la sociedad, se alcanza lo más difícil entre los hombres: hacerlos honrados y felices”
Simón Bolívar

… y finalmente, como un ejemplo que deben seguir nuestros gobernantes, Soy Bolivariano, porque Bolívar nos enseño que el gobernante es un servidor público que está allí para servir al pueblo y obedecer la Constitución y las leyes… no para enriquecerse, no practicar el nepotismo, no para favorecer amigos, familiares, ni aprovecharse de su posición política para lograr prebendas económicas… Un ejemplo de ello, fue el caso, cuando su hermana María Antonia, le dirige una carta a Bolívar para que use sus influencias en la decisión de un tribunal a favor de una propiedad del propio Libertador. Bolívar como Jefe Supremo del Ejército, Presidente de la Gran Colombia y máxima autoridad en cinco naciones bolivarianas le escribe a su hermana mayor:

“Yo no le escribiré a ningún juez por más que tu te empeñes. No quiero exceder los límites de mis derechos, que, por lo mismo que mi situación es elevada, aquellos son más estrechos. La suerte me ha colocado en el ápice del poder; pero no quiero tener otro derecho que los del más simple ciudadano. Que se haga justicia y que ésta se imparta si la tengo. Si no la tengo, recibiré tranquilo el fallo del tribunal”
Simón Bolívar

Allá aquello que creen que Bolívar es una utopía y sólo un icono de las fechas patrias… Bolívar es la única razón de esta revolución venezolana de amplio espectro continental, donde caben todas las corrientes humanistas: capitalistas, marxistas y comunistas, que no pretendan desvirtuar el sentido social de nuestra revolución bolivariana.

 

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • PRESENTACION

    Si suelo ser inquisidor e implacable en el tema de Bolívar, es porque para mí la Doctrina Bolivariana es más que una religión a la que puede profesar cualquier creyente que sustenta su fe en la adoración o temor a lo desconocido y lo sobrenatural... y como fiel a los preceptos Bolivarianos, invoco en mis escritos lo dicho por el Libertador: "El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que producen los errores propios” Simón Bolívar
  • Blog Stats

    • 98,598 hits
  • Entradas recientes

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.