Cae símbolo de la Revolución

¡..S.O.S. Comenzó la cuenta regresiva..!
Cae el símbolo de la Revolución Bolivariana

Por: Jorge Mier Hoffman
Presidente de la Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de la República Bolivariana de Venezuela – Seccional Nueva Esparta

Cuando George W. Bush ordenó la invasión de Irak y el bombardeo de Bagdad, lo primero en la mira de los objetivos militares estuvo la destrucción del Museo Arqueológico de Babilonia, donde estaban depositados 13 mil años de historia. El director del museo narró lo ocurrido:

“El caos acompañó la entrada de las tropas estadounidenses en Bagdad con la orden de saquear el museo. Una lluvia de granadas lanzadas contra la edificación destruían piezas únicas de inestimable valor. Tuve que huir por la puerta de atrás, cuando los tanques se disponían arrasar con todas las piezas recolectadas por más de mil años. El saqueo causó indignación, cuando se anunció al mundo que habían sido robadas más de cien mil piezas”

¿Por qué este ensañamiento
contra el legado histórico de Iraq?

Porque el imperialismo necesita borrar el sentimiento nacionalista arraigado en los aspectos culturales y costumbristas que, como un cordón umbilical, conecta el gentilicio con la genética de los pueblos, para alimentar, mediante la enseñanza de la historia y el conocimiento, la conciencia nacionalista y la identidad ancestral, que enciende el autoestima y el patriotismo que enerva la sangre revolucionaria, como el arma devastadora capaz de derrotar al imperialismo. Así lo describía Simón Bolívar:

El patriotismo es un fuego sagrado que no puede estar oculto; y que tanto cuando se extiende en un sentido verdaderamente puro, tanto más habrá ganado la felicidad del país, cuya moralización demanda
extraordinariamente todo paternal cuidado
Simón Bolívar

El Estado Nueva Esparta en sus 1.150 Km2, guarda los sagrados tesoros de toda la herencia ancestral del Continente: Cubagua fue el asiento de la primera metrópolis de América y Margarita fue la única provincia que más nunca volvió a ser fiel a España, luego que el 4 de mayo de 1810, los margariteños decidieron sumarse al grito de independencia.

Proporcionalmente a su territorio, la isla engendró la mayor cantidad de próceres, tanto así, que en Margarita nació la Tercera República Bolivariana de Venezuela, elegida por Simón Bolívar para iniciar la ofensiva hacia tierra firme que lo llevó a liberar todo un continente.

En Margarita hay una localidad que hoy pasa desapercibida al transitar de los turistas y visitantes que frecuentan la isla, se trata de la Villa de Santa Ana del Norte, lugar que vio nacer dos héroes emblemáticos de la gesta emancipadora de la isla: Francisco Esteban Gómez, héroe de la célebre batalla de Matasiete y a su esposa Petronila Mata, heroína que se infiltraba en la tropas enemigas para obtener información. En es pintoresco caserío, desde siempre ha existido una iglesia, mudo testigo de toda la gesta emancipadora de Nueva Esparta, desde que fue construida en 1748. El 5 de marzo de 1957 se declaró Monumento Histórico Nacional, en virtud de que en este templo en 1816, fue reconocido el Libertador Simón Bolívar como Jefe Supremo de la República.

¡En la iglesia de Santa Ana del Norte nació la
Tercera República Bolivariana de Venezuela!

En la iglesia de Santa Ana del Norte, el Libertador Simón Bolívar fue ovacionado por el pueblo margariteña para encabezar la lucha por la independencia, no sólo de Venezuela, sino de Colombia, Ecuador, Panamá. Perú y Bolivia. La Tercera República nació en Santa Ana del Norte, cuando Bolívar, proveniente de Los Cayos de San Luis en Haití, desembarcó con su ejército libertador en la Bahía de Juan Griego, y fue conducido a la iglesia de Santa Ana, donde el 6 de mayo de 1816 fue proclamado como Jefe Supremo del Ejército Libertador; y gracias al apoyo incondicional de los margariteños, fue posible la convocatoria del Congreso Constituyente de Angostura el 15 de febrero de 1819, donde se decreta a la ciudad de Angostura como Capital Provisional de Venezuela, hasta lograr la liberación del país; resolución que se consolidó con la victoria en Carabobo el 24 de junio de 1821, cuando nuevamente triunfante el Libertador es recibido por una multitud caraqueña que se volcó a las calles para recibir al Padre de la Patria, tal cual había ocurrido en Santa Ana del Norte.

¡..Lo insólito, lo increíble y lo inaudito..!

La iglesia de Santa Ana del Norte, que debiera constituir el pilar fundamental de la República Bolivariana de Venezuela, como el símbolo de la Revolución y una joya colonial de inestimable valor, está a punto de volverse escombros… La gobernación de Morel Rodríguez cerró sus puertas,¡Y QUE! para conservación, mejoras y remodelaciones, devastando toda la edificación hasta sus cimientos y quitándole el piso y el techo para que la lluvia termine de derribar ese símbolo de la Revolución Bolivariana. Patrimonio Histórico, como instituto encargado de estos menesteres, ordenó detener la acción criminal, en espera de ¡UN NO SÉ QUÉ! Lo cierto de este cuento truculento y casi fantástico, es que la iglesia de Santa Ana del Norte está en ruinas y a punto de convertirse en escombros, puesto que ya Morel Rodríguez hizo su trabajo de demoler; mientras que Patrimonio Cultural hizo lo suyo al suspender los trabajos, para que el tiempo, las lluvias, los rateros y las oraciones de los enemigos del proceso, logren el milagro de derribar el símbolo de la Revolución Bolivariana.

Lo que no pudieron los españoles y 274 años de guerras y devastación, lo hizo Morel Rodríguez y Patrimonio Cultural
en tan sólo seis meses

¡Después no digan que no lo advertimos!

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • PRESENTACION

    Si suelo ser inquisidor e implacable en el tema de Bolívar, es porque para mí la Doctrina Bolivariana es más que una religión a la que puede profesar cualquier creyente que sustenta su fe en la adoración o temor a lo desconocido y lo sobrenatural... y como fiel a los preceptos Bolivarianos, invoco en mis escritos lo dicho por el Libertador: "El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que producen los errores propios” Simón Bolívar
  • Blog Stats

    • 131,756 hits
  • Entradas recientes