DÓLAR – “BOLIVAR” Q.E.P.D.

DEVALUACION

 “BOLIVAR” Q.E.P.D.

Por: JORGE MIER HOFFMAN

No se trata de un réquiem a la memoria del Libertador Simón Bolívar sino a su homónimo “Bolívar” como signo monetario de curso legal

A pocos días de cumplirse un nuevo aniversario de la muerte del Libertador, se decreta la muerte del “Bolívar” como signo monetario de curso legal, con el anuncio de una HIPERDEVALUACIÓN que lo entierra como valor de cambio en el mercado mundial con el anuncio:

“El Bolívar superó la barrera de los 150 por dólar”

Así lo celebraron las Casas de Cambio yanquis, lo que significó llantos de desesperación para unos y nostalgia para otros, por cuanto el signo monetario por 150 años fue el orgullo de la economía venezolana, cuando en 1864, el Presidente Juan Crisóstomo Falcón decretó la moneda “Bolívar” como de curso legal.

ESTA ES LA HISTORIA

Luego… el presidente Antonio Guzmán Blanco consolidó el régimen monetario venezolano por el Decreto de 31 de marzo de 1879, creando el “Bolívar de Plata” como unidad monetaria de Venezuela. El Decreto prohibió la circulación de monedas extranjeras, que en lo sucesivo sólo se admitirían en su calidad de mercancías según su contenido del metal fino; en tal sentido fue un duro golpe al dólar yanqui que circulaba libremente en Venezuela luego de la muerte del Libertador.

¡Y a partir de entonces! La moneda de plata venezolana circuló por 82 años, retando la prepotencia del dólar que reinaba en todas partes menos en Venezuela

No conforme con la supremacía monetaria del “Bolívar”, se autorizó acuñar el “Bolívar” en oro con la efigie del Libertador de 22 quilates y 32 gramos de oro con un valor de 100 bolívares equivalente a 100 dólares de oro; moneda bautizada por Guzmán Blanco como “Pachano” en alusión al funcionario encargado de su acuñación, Jacinto Regino Pachano, pero que popularmente se le llamaba “morocota” como la moneda de oro de Estados Unidos que también circulaba en el comercio a la misma paridad cambiaria del “Bolívar”.

Pero es tal la cantidad de oro que guarda las minas de El Callao, que en la Constitución, del 24 de junio de 1918, se decretó el “Bolívar de Oro” como unidad monetaria nacional, que hacía palidecer todas las divisas del planeta.

¡Y con el anuncio de “Un Bolívar de Oro” se descalabró los mercados mundiales de divisas!

Las miradas del mundo se volcaron hacia Venezuela… Todos querían invertir en el país, y se inicia una migración de personas de todos los rincones del planeta. Esta prepotencia de Venezuela, que no se veía desde la época de Simón Bolívar, alerta a los Estados Unidos con su dólar maltrecho que nadie quería, puesto que la moneda internacional era la “Libra Esterlina”.

Once años después ocurre el primer intento de sepultar al “Bolívar”, cuando los yanquis manipulan una campaña de descrédito internacional, en contra de Venezuela, que ahuyenta a los inversionistas quienes acuden a los bancos a cambiar sus “bolívares” de plata y oro por dólares devaluados: Es así como en 1929 ocurre la primera devaluación del “Bolívar” frente al Dólar, de casi un cuatrocientos por ciento, para establecer un cambio de Bs. 3,90 por dólar.

Pero tales eran las reservas de oro e ingresos por petróleo que percibía Venezuela, que el “Bolívar” se revaluó en mayo de 1937 para ubicarse a Bs. 3 por dólar, paridad que se mantuvo por 23 años como un nuevo record mundial en las finanzas de una nación.

¡Para 1960 Venezuela era la envidia del mundo!

Mientras el dólar estadounidense, la libra esterlina inglesa, el yen japonés, el marco alemán y el franco francés, que constituían las naciones más poderosas del planeta, fluctuaban en el mercado cambiario, el “Bolívar” no sufría ninguna variación. Era común oír en los mercados internacionales: “todos bajan menos el bolívar”

¡Y tenía que ser así! puesto que Venezuela era un país que con orgullo mostraba sus monedas en plata de curso legal

Nuevamente Estados Unidos fija su estrategia en contra de Venezuela, y a principios de 1961, ante una crisis coyuntural en los mercados petroleros mundiales, el gobierno de Rómulo Betancourt establece un control de cambios para devaluar el bolívar en 4,30 por dólar; y la plata, que caracterizaba el material por excelencia de nuestras monedas, fue sustituida por el níquel.

Pero aún así la fortaleza del “Bolívar” era incuestionable en los mercados mundiales… y nuevamente Venezuela impone otro récord de 22 años sin fluctuación monetaria frente al dólar; que sumado a los 23 años anteriores, convierte a Venezuela en el único país que ha logrado una estabilidad invariable de su moneda por 45 años como un nuevo récord mundial.

Pero la conspiración se hizo nuevamente presente un 18 de febrero de 1983, conocido como “Viernes Negro”, para sentenciar la agonía del “Bolívar” en un espiral de devaluación que el día de hoy, 2 de diciembre, y luego de 31 años, decretó la muerte del “Bolívar”

Han transcurrido 150 años desde que Estados Unidos le declaró la guerra a muerte al “Bolívar”, conspiración monetaria que ha sido posible gracias a la inocencia y torpeza de los gobernantes de turno, que no han entendido el complejo mundo monetario, creyendo que las reservas en oro, la “producción de bienes y servicios” en función a la demanda de los mismos; y la necesidad de dólares para las importaciones en función a la generación de los mismos, son las variables que determinan el “Valor del Bolívar frente al Dólar”.

¡Y resulta que están errados..!

Si bien es cierto que científicamente el Valor Monetario = Producto Interno Bruto + la Balanza de Pago + Patrón Oro, en la práctica determinan el valor monetario, la realidad imperialista es otra: el valor del dólar lo determinan las inversiones que los yanquis tiene en un país a los efectos de la repatriación de sus capitales… es decir… si no hay inversión extranjera la moneda nacional no vale nada, independientemente de las riquezas que posea el país.

¡Y es por esta razón la HIPERDEVALUACIÓN que hoy vive Venezuela..!

Ante una economía de puertos, un ambiente político que no favorece la inversión extranjera, la corrupción financiera ¡Pero sobre todo!  la fuga de capitales que estimula la devaluación como un negocio financiero, no hay manera de frenar la HIPERDEVALUACIÓN que parece no detenerse. Por lo tanto sólo quedan dos opciones:

1) La Privatización en un marco legal que le de confianza a los capitales foráneos y atraiga al país la inversión extranjera.

2) Dolarizar la economía, con la finalidad de estabilizar el “Valor Adquisitivo” y frenar la HIPERDEVAUACIÓN, la cual puede disfrazarse mediante la figura de una “Moneda Convertible” que bien podría llamarse “LIBERTADOR” cuyo valor de cambio sería igual a un dólar. Y con esta modalidad se dolarizaría toda la economía nacional incluyendo los sueldos y salarios.

¡No hay una tercera opción!

Por los momentos recemos un réquiem al “Bolívar” que por 150 años resistió la embestida de un imperialismo salvaje que, al igual que al Libertador, sentenció la muerte del “Bolívar” como moneda de curso legal… que hoy se devaluó un ciento cincuenta mil por ciento frente al dólar.

Bolívar Q.E.P.D.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • PRESENTACION

    Si suelo ser inquisidor e implacable en el tema de Bolívar, es porque para mí la Doctrina Bolivariana es más que una religión a la que puede profesar cualquier creyente que sustenta su fe en la adoración o temor a lo desconocido y lo sobrenatural... y como fiel a los preceptos Bolivarianos, invoco en mis escritos lo dicho por el Libertador: "El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que producen los errores propios” Simón Bolívar
  • Blog Stats

    • 130,384 hits
  • Entradas recientes