Simplemente Simplicio

 
Simplemente Simplicio
Apología a la Injusticia Social
Por: Jorge Mier Hoffman 

En 1978 el cine venezolano ocupa las primeras páginas del mundo del celuloide con el estreno de la película Simplico de Franco Rubartelli.
 
Ambientada totalmente en las playas de Juan Griego de la isla de Margarita, el filme proyecta una realidad social que impacta por la excelente actuación de Luis Salazar, de 13 años de edad, y donde sólo dos personaje ocupan la atención en toda la producción: el niño Simplicio que es criado por el viejo Simplicio con todos sus malos hábitos: el no ir a misa y querer vivir en libertad junto al mar y en un barco abandonado que le servía de hogar. El cura del pueblo no logra tener influencia en la educación del niño Simplicio como sí la tuvo el viejo Simplicio. Tras la muerte de éste último se demuestra en el filme que la educación familiar es más importante que la “educación católica”.

La excelente actuación de Luis Rafael Salazar, un niño margariteño, digno representante del hombre del mar modelado por la brisa, el salitre, el calor tropical y el fósforo de una dieta a base de pescados y mariscos, sin otra educación que el devenir de la vida misma, deambulando de aquí para allá y sin poder ir a la escuela, le permitió a Franco Rubartelli, un genio de la fotografía, inmortalizar la cinta Simplicio, como un símbolo del buen cine venezolano, y sin tener que pagar por un actor tan vergatario… ¡Ah! pero mientras Franco Rubartelli disfruta del fruto de su cosecha en el mundo del cine, veraneando en su fabulosa Quinta Perla Salina (abajo foto puesta por Rubartelli en Internet), Luis Salazar, luego de 31 años, continúa protagonizando el personaje Simplicio, porque para él no fue una actuación sino simplemente una vida marcada por la injusticia social.

–¿Cuánto te pagaron por la película? –Le pregunté a Luis Rafael Salazar.
– ¡Absolutamente nada! –Me respondió–: Ni a mí ni al viejo Simplicio nos pagaron, y eso que toda la película la hicimos nosotros dos solos. Cuando murió Simplicio ni siquiera los productores de la película le enviaron un ramo de flores al cementerio.
–¿Cuándo fue la última vez que viste a Franco Rubartelli? –Le pregunté.
–Luego que se hizo famoso con la película, nos llevó a Caracas, nos presentó como los artistas y luego no supimos más de él –Me dijo.
–Sabías que él vive muy cerca de aquí –Le dije.
– ¡Sí! –Me respondió con amargura–. Vive en su mansión en los Ranchos de Chana y ni siquiera me ha visitado.
–¿Qué pasó luego de la película? –Le pregunté.
–No tenía donde ir y mucha gente no me ayudó porque creían que Simplicio y yo nos hicimos millonarios –Me respondió, para contarme una historia desgarradora, que desnuda una realidad de injusticia social, explotación infantil, indiferencia, desidia de las autoridades, pero sobre todo, de gente malagradecida:

Aún era un menor de edad, y como no tenía donde dormir, ni siquiera tenía el barco que aparece en la película de Simplicio, me fui a vivir al Fortín La Galera, allá arriba donde el 8 de agosto de 1817 ocurrió el hecho heroico, donde quinientos margariteños bajaron a la laguna que está allá abajo, y prefirieron morir antes que rendirse al general Pablo Morillo que los conminaba a Capitular.
 
Se refería Luis Salazar, alias Simplico, al espejo de agua de mar detrás de la playa La Galera en Juan Griego, isla de Margarita, puesto que su nombre “Laguna de los Mártires” hace honor a la inmolación de 500 margariteños que no sucumbieron ante la orden de rendirse del sanguinario Pablo Morillo, que intentó persuadir a los margariteño, atrapados en la laguna, trayendo a sus mujeres e hijos que se encontraban en la población de Juan Griego pero, para su sorpresa, éstas mujeres no imploraron clemencia para sus hombres, sino que por el contrario entonaron galerones para alentarlos a no ceder al chantaje del tirano español, y así lo informó a su rey Fernando VII: «Se presentaban al fuego y a las bayonetas con una animosidad de que no hay ejemplo en las mejores tropas del mundo y ninguno imploró clemencia. No han existido hombres de tanto arrojo y valentía»

Cuando llegué al Fortín todo ese lugar era un ¡¡¡chiquero!!! Era una verdadera pocilga que la alcaldía no atendía, porque había sido restaurado por Pérez Jiménez y ellos eran adecos. Durante el día no había nada que mostrar a los turistas y en las noches era un prostíbulo de sexo, droga y licor. Poco a poco fui limpiando, pintando, arreglando y cuidando ese lugar glorioso para la historia de Juan Griego.
 
¡¡¡Yo puedo decir que este ha sido el barco que era mi hogar en la película Sinplicio porque allí viví todos estos años!!!
 
Con el tiempo fueron llegando los turistas y yo le narraba la historia de la “Laguna de Los Mártires”. Fui organizando a otro muchachos para que también contaran la historia que gustaban oír los visitantes e inventé el grito «a la ula… ula… ula… a bajarse de la mula» como finalizábamos el relato y nos despedíamos de los turistas conminándolos a la colaboración.

¡Y así trascurrieron ¡Veintinueve años!
 
En todo ese tiempo, yo estuve cuidando el Fortín; y ya que la alcaldía no me ayudaba, tuve que construí dos baños para los visitantes, a los cuales además les proporcionaba bebidas y comidas en la “Cantina” que también construí, puesto que en los alrededores no hay nada. También vendía artesanía, postales y regalaba Folletos de la historia de la Laguna en varios idiomas ¡Todo lo que hay en ese Fortín yo lo hice y sin que nadie me ayudara!
 
¡Pero un buen día hace dos años todo cambio!
 
Cuando llegué al Fortín, como lo hice por casi tres décadas, incluyendo feriados y fines de semanas, me encontré con un Comando de la policía de Marcano, con una orden de desalojo para que abandonara el lugar… Luego de ¡Veintinueve años! me sacaron a empujones, me confiscaron mi artesanía, cerraron la “cantina” y se llevaron todas mis pertenencias. Aquí está la Nota de Prensa:
 


Luis Salazar es la apología de la injusticia social, de una oligarquía explotadora e insensible, que lo utilizó cuando era un niño, y que luego de 31 años, sigue peregrinando como cuando escenificó el personaje Simplicio
 

 
Es por ello, que la Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de la República Bolivariana de Venezuela – Capítulo Nueva Esparta, ha decidido condecorar Luis Salazar por su aporte, durante 29 años consecutivos, a la divulgación de la historia de un hecho de tanta significación como lo sucedido en la Laguna de Los Mártires, tal cual ha sido programado para el próximo 11 de diciembre en un Acto Especial que se llevará a cabo en el Campo de Carabobo con la asistencia de toda la Directiva de la organización a nivel nacional y de nuestro Presidente el Coronel Prudencio Méndez.


 (De derecha a izquierda: Jorge Mier Hoffman – Presidente de la Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de la República Bolivariana de Venezuela – Capítulo Nueva Esparta, Luis Salazar como el homenajeado y José Ángel Miranda, Vicepresidente de la institución) A la izquierda el estado actual de la “Cantina” del Fortín luego que fue quemada, para pérdida de Luis Salazar y de los turistas que visitan el Fortín

Anuncios

13 comentarios

  1. Es maravilloso lucrarse con una obra de arte hecha por ti. Pero no que la misma dependa de la miseria de otro. Es una INJUSTICIA, si por lo menos le hubiesen pagado honrarios por su participacion, más los royalties (pues esa pelicula fue mu…y conocida y exitosa en su epoca, tanto que aun hoy en dia todavia hablamos de ella), este señor no estaria pasando hoy en dia el trabajo que no se merece pasar! Para la epoca eso fue EXPLOTACION INFANTIL, lastima que la LOPNA no existia en aquel entonces, pues eso de trabajar sin cobrar es ESCLAVITUD y minimo Rubartelli y su equipo estarian presos. No estoy exagerando cuando digo que ese niño (hoy ya un hombre) fue un esclavo de Rubartelli. Que la Justicia Divina se encargue de él, que decepción!

  2. Hola… que tal.. muy buenos comentarios.
    Solo escribop para saber si podrias indicarme sihay algun enlace para descargar la pelicula simplicio… me trae grandes recuerdos… es una excelente pelicula…

    gracias

  3. Amigos desde hace tiempo queria saber sobre la vida de ese niño y ese viejo que marcaron una señal eterna en la vida del venezolano de los años 70 y 80 y veo, que ese ladron los ofendio y abuso de ellos. Quisiera saber. porque no se asesora a Luis para que demande a RUBARTELLI y que pague con la mansión por los daños que le ocasiono?.

  4. Desde muy chamo recuerdo esta pelicula pero nunca me pude suponer que seria de la vida del actor el niño miren como es la vida felicidades yq eu dios te cuide por tan sacrificio que haces por nuestro pais

  5. Sí, recuerdo con mucho cariño la película y algo de nostalgia a sus personajes. También a mi me gusto mucho la producción. De hecho, la fui a ver en cuatro ocasiones. Me parecía una película algo fuera de serie para el cine venezolano y para el contexto social de la Venezuela de entonces. Sabia de la muerte del viejo (Antonio Rodríguez), pero jamás me hubiese imaginado la suerte de Luis Rafael Salazar y las injusticias que pudo pasar. Es mas, recuerdo, que llegue a escuchar que; Rubartelli iba a adoptar al chico e incluso, lo había llevado consigo a vivir a Italia.

    Pero hay que reconocer en este personaje, si porque Luis Rafael es un personaje de la vida y “muy especial” que tiene virtudes, y que ha salido adelante a pesar de las malas jugadas de a vida…. Y es que en el hay más cosa de admiración que de desprecio.

    Así, pues me uno al júbilo que le embarga, por su bien merecido reconocimiento. Y abogo por que le sean retribuidas justamente todos sus derechos pertenencias que durante tantos años se le han negado. …Y Simplemente, que Dios le Bendiga Luis Rafael….

  6. PUEDO DAR FE DE ESTA INJUSTICIA Y NO ES POSIBLE QUE DESPUES DE 12 AÑOS DE REVOLUCION ESTE PERSONAJE EXPRESION DE UNA INJUSTICIA QUE POR AÑOS HA SOPORTADO NUESTRO PUEBLO SIGA POR LAS CALLES DE LA CIUDAD DE CARACAS BUSCANDO JUSTICIA Y NO HAYA ENCONTRADO NINGUNA RESPUESTA DE PARTE DE LAS AUTORIDADES COMPETENTES .
    CREO EN ESTE PROCESO PERO SI NO HAY CAMINOS Y NO SE ABREN LAS PUERTAS DEL PODER AL PUEBLO LA PERDEREMOS.
    Y DECIA QUE PUEDO DAR FE DE ESTE CASO PUES ESTE SEÑOR Y AMIGO LUIS SALAZAR ES NUESTRO HUESPED DESDE HACE CASI UN AÑO Y AHORA TRABAJA CON NOSOTROS MIENTRAS SIGUE EN SU BUSQUEDA DE JUSTICIA.

    JOSE IZAGUIRRE
    C.I. 23950829

  7. Es de bastante tristeza e indignación lo que es la realidad, “no tanto de Venezuela”, sino del mundo en que vivimos. Son tantos los hechos, las anécdotas y las historias que tanto nos asombra y decepcionan y a la vez difícil aceptarlas. Yo en estos días adquirí (por insistencia de un amigo y mi familia), la película Simplicio. Ellos la vieron y las lagrimas se les salía. . En realidad una película bastante triste. . Ahora que leo el articulo, me da ahora mas tristeza de lo que ha pasado con los 2 personajes del largometraje en su vida real. . y así como a ellos le ha ocurrido a muchísimas personas que han colaborado de manera bondadosa con los grandes inhumanos del cine..!

  8. Gloria al bravo pueblo, no podemos olvidar como este venezolano contribuyo a enaltecer nuestro país en los años 70, es que en este vendito país no hay un abogado o un organismo que haga justicia con este hombre, ser humano, con este venezolano

  9. Excelente trabajo investigativo, saludos a Sr Luís Salazar “SIMPLICIO JUNIOR”, yo tenia 2 años de edad cuando se estrenó la película. Acabo de verla por internet (28-03-2012) y se ve lo grande y maravilloso de la actuación de los 2 Simplicios. Quisiera conocer personalmente al Sr Salazar y visitar la tumba de Sr Simplicio Antonio Rodríguez,. Vivo en la Vecindad, estado Nueva Esparta. mi cel 0412 3589219

  10. al sr simplicio no tenia q sacarlo del fortin xq esa era su vida a esa gente malvada le va a ir peor con esa moneda q le pagaron al sr luis salazar la van a pagar el mas adelante

  11. Que lastimoso este hecho tan desagradable, de jugarle sucio a un niño nacido aqui en esta tierra y haberlo utilizado para sus ambisiones personales y abandonarlo en lo mas triste de esta vida.

  12. Saludos y respeto para ese personaje y muchos otros que hacen historia en venezuela a pesar de las adversidades d la injusta sociedad en la q vivimos y seguiremos viviendo… A ese personaje q fue protagonista d esa pelicula fue ejemplo y marco huellas imborrables que tienen valor y aporte para aportar el granito de arena que hace la diferencia y nos va a dar conciencia respecto a muchas personas q en el mas recondito de los lugares que se encuentren en esta pais siempre tienen una historia y ejemplo que dar. Leo esto por suerte, simplemente creo que estas historas hay que rescatar y hacer que se conozcan para sensibilizar, dar arte o hacer otra pelicula de este personaje y aportar cultura.

  13. Mi padre tenía una lunchería en la calle de la iglesia de JuanGriego y José Luís Salazar que entonces ea un chamito venía a la lunchería a vender jalea, por entonces debería tener unos 6/7 años.
    Inteligente, simpático, listo como pocos.
    Se me ha puesto la piel de gallina al saber la história final, le deseo toda la suerte del mundo y que sepas que te rcuerdo con mucho caiño.
    Pa lante campeón


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • PRESENTACION

    Si suelo ser inquisidor e implacable en el tema de Bolívar, es porque para mí la Doctrina Bolivariana es más que una religión a la que puede profesar cualquier creyente que sustenta su fe en la adoración o temor a lo desconocido y lo sobrenatural... y como fiel a los preceptos Bolivarianos, invoco en mis escritos lo dicho por el Libertador: "El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que producen los errores propios” Simón Bolívar
  • Blog Stats

    • 132,981 hits
  • Entradas recientes